viernes, 6 de marzo de 2009

La bandera no se mancha


La PC ya estaba apagada, pero tuve que volver a encenderla. Son las 1.52 y estoy acá, tratando de explicarles un sentimiento hermoso que me invadió mientras veía la tele y que se llama "ser argentino".

En "Gol de medianoche" -un programa de TyC Sports- estuvo El Más Grande: Diego Armando Maradona. Podrá ser discutido, odiado, difamado, etc., etc., etc., pero lo que jamás se le podrá discutir es su amor por nuestros colores.

En la despedida de la entrevista, quedé inconscientemente perdido en la pantalla chica. Las palabras del Diez me hicieron dar el mismo escalofríos que cualquier argentino siente al escuchar a Víctor Hugo Morales, en el tremendo golazo a los ingleses.

"No hay argentino que no quiere que le vaya bien a la Selección", dijo Diego. Y no, equivocado no está. Si cuando se acerca el mundial, los no sé cuantos de millones nos hacemos uno. Nos saludamos en las calles, reímos con complicidad cuando vemos algo Celeste y Blanco, gritamos el afamado "vamos, vamos, Argentina" por doquier, y quién sabe cuántas otras "locuras mundialísticas"... Y así, miles de ejemplos que no hacen sentir el cosquilleo hermoso de "ser argentino".

Hoy, Viernes 6 de Marzo, me voy a dormir con una sensación increíble que, ojalá, pudiéramos tener a diario para sacar este país adelante. Esa sensación que se llama "ser argentino" y que Maradona sabe transmitir muy bien.

El fútbol, porqué no, podría ser un buen pretexto para unirnos y, aunque estemos en desacuerdo con el Diez en muchas cosas, creo -y esto es una simple apreciación personal- que deberíamos imitar un poco su amor por nuestra bandera; ésa que él defendió hasta sobre un tobillo.

No soy un "maradoniano" enfermo, pero sí tengo que reconocer que sus palabras sobre nuestro bendito país son música para mis oídos.

¡La bandera no se mancha! ¡Vamos Argentina!

5 comentarios:

Ya lo sé, estoy loca... dijo...

Como bien sabés, maradona no es santo de mi devoción (es más, lo detesto). Pero reconozco que cada tanto está bueno que alguien nos recuerde ese sentimiento de orgullo que nos debería despertar el ser argentinos.

BaDiHa dijo...

Pancho:
me movió lo que leí. El diego sabe perfectamente como transmitir esa sensación absolutamente placentera y telurica, de ser argentinos!!!
Ojalá ese fervor fuera diario, estaríamos mejorcitos jejeje
Querido, felcidades!

Benja dijo...

Genial lo que escribió, don. Emocionante. Brindo por esos sentimientos -y por saber expresarlos con letras- que lo hacen a usted diferente de los demás. ¡Qué hayan más Roques por favor! ¿O con uno sólo basta y sobra? jajaja en fin, a esa última la dejo para las chicas que lo conocen. Abrazo, loco.

Elian Femia dijo...

Gran verdad Roque! Un verdadero idolo. Un tipo que sabe transmitir todo lo que siente, ya sea bueno o malo, pero sin dudas que EL DIEGO sabe de estas cosas. Algo que los politicos nunca van a entender ni descifrar. La bandera no se mancha es algo que tipos como Maradona solo pueden entender.
Y para terminar quiero hacer un comentario acerca de lo claro que tiene Maradona algunas cosas:
En el mundial del 86, el tipo estaba convencido de que queria ganar la copa. Era su sueño, su mas anhelado deseo. Asi fue que para el mundial, los juntó a todos los convocados y les dijo:
"Muchachos, ya todos hicimos plata, porque no nos dejamos de joder y nos ponemos las pilas". Fueron los primeros en llegar, armaron un equipo (que no es lo mismo que grupo) y salieron a batallar el mundial. Estuvieron un mes antes del comienzo. Dejaron familia, contratos, y todo lo que el ser humano pueda ambicionar. Demas esta decir que se volvieron con la copa.
Abrazos
Me encantó tu blog. Cuando quieras pasa por el mio.

Anónimo dijo...

peque:
escuchar el vamos vamos argentina, hace que te den esas ganas de llorar, correr, saltar, reir.
Viva la ARGENTINA. Y aunque soy mujer en el mundial entiendo todo jijiji.
El futbol es tu pasion y con tus comentarios, que son bellisimos, ademas transmitis todo lo que sentis, haces que cada dia me guste mas y entienda mas al futbol, o mas o menos, vo ve macho, jijiji babiiiiii